PAM Enero 2021

Programa del miércoles 6 de enero del 2021

Frase de hoy ‼ “Hay dos modos de afrontar las dificultades: cambias las dificultades o te cambias a tí para hacerles frente”. Phyllis Battone 1884 -1963, Londres, Reino Unido. Phyllis Forbes Dennis, fue una novelista y escritora de cuentos británica.

Escribió su primera novela cuando solo tenía diecisiete años. ¿A qué apuntamos con esta frase? La adversidad forma parte de la vida  y nos tropezaremos con ella de vez en cuando. Cuando eso sucede, lo más importante no es la experiencia que vivimos, sino cómo la vivimos y lo que hacemos con ella. El optimismo… tiene mala prensa pero… gracias a las neurociencias, podemos afirmar que quienes desarrollan el optimismo se convierten en personas más sanas, tendientes a que les sucedan cosas buenas. El optimismo es una actitud que podemos aprender.

Quienes trabajan su optimismo inteligentemente van ganando en seguridad y se muestran tranquilos porque ponen el foco siempre en la búsqueda de soluciones.

Para ello hay cuatro características que podemos tener en cuenta:

1 – Pensar que lo malo es pasajero y que en algún momento cambiará para bien.

2 – Hacerme responsable de la parte que me toca, accionar, tomar decisiones y aceptar las consecuencias para afrontar con más firmeza las adversidades.

3 – Ser amplio y entender que lo que sucede no afecta todo, poder separar esta situación puntual del resto de mi vida y seguir adelante.

4 – Tomar el control y sentirme protagonista para gestionar y resolver las adversidades posibles.

¿Qué podemos hacer?

Cada día antes de dormir, escribir algo bueno, aunque mínimo, que nos haya sucedido, y volcar nuestros sueños y objetivos en papel para traerlos desde lo imaginario.

Moverse, bailar con música alegre, para que el cuerpo modifique su estado emocional.

Mirar series de humor o comedias, porque la risa es genial para la salud: genera endorfinas y dopamina, hormonas del bienestar, quema calorías, te relaja y potencia la creatividad.

Ayudar a alguien desinteresadamente sin esperar nada a cambio también aleja de los agobios mentales y genera bienestar y satisfacción. La generosidad y el altruismo son un antídoto perfecto para los malos tiempos.

Y darse un gusto, aunque sea mínimo: cada uno sabe cuál.

Y siempre, ante un evento negativo, empezar a preguntarse:

¿Qué puedo hacer diferente la próxima vez? ¿Cómo puede fortalecerme esto?