La mitad de los alimentos que se producen en el mundo va a la basura

Asi nos enseñaron nuestros padres: “la comida no se tira”…

Lejos quedó el gesto de “darle un beso” al mordido y seco pan antes de tirarlo como agradecimiento a Dios por habernos dado ese alimento … algunos aún lo hacen, como también darle el pan duro picado a los pájaros… realmente se tiraba cuando ya no había forma de retransformarlo en otra comida, por ejemplo el famoso y rico budín de pan.

Pero todo cambia…y mucha comida, por diferentes motivos, va a parar al tacho de basura.

La problemática del derroche de alimentos tiene escala mundial y cada país intenta resolverla a su manera. Según un reciente informe del Instituto de Ingenieros Mecánicos de Londres, la mitad de los alimentos que se producen en todo el mundo, equivalente a 2000 millones de toneladas, va a la basura. De acuerdo con esta institución, el mal almacenamiento, las fechas muy estrictas sobre vencimiento en el empaquetado y consumidores muy exigentes son las causas de este derroche.

José “Pepe” Mujica, desde Uruguay, dijo que durante los últimos cinco años se ha venido tirando un tercio de la comida que se produce en el mundo; dato verificado como correcto desde Naciones Unidas.

En argentina, según un estudio realizado, en el 2011, por el Instituto de Ingeniería Sanitaria de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y el Ceamse, en la CABA se tiraban entre 200 y 250 toneladas de alimentos, que representan a 550.000 raciones de comida. Mientras que en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) esa cifra asciende a 670 toneladas por día, lo que podría utilizarse para generar 1.675.000 platos de comida.

Frutas, hortalizas y tubérculos son los alimentos más desperdiciados. Mientras que en el sector agropecuario (carnes y cereales) y en la cadena de lácteos el desperdicio es mínimo, porque rige una mayor eficiencia.

Los desperdicios de alimentos son de distinta índole y se producen en cada eslabón de la cadena de alimentos: cultivo, producción, procesado, distribución, comercialización y consumo.

Por eso causa indignación ver el “hambre en las calles” habida cuenta que, como lo señala el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), alrededor de 2 millones de personas pasan hambre con frecuencia.

comiendo basura02

En nuestro país son numerosas las trabas que llevan a que comida perfectamente en buen estado no llegue, en tiempo y forma, a las organizaciones que brindan asistencia alimentaria a los más necesitados. Barreras legales, fiscales, logísticas, financieras y educativas son las que hay que derribar para modificar esta situación.

El papa Francisco condenó “la cultura del desperdicio” y, a cambio, animó a promover “la cultura de la solidaridad”. 

“…los alimentos que se tiran a la basura son los que se roban de la mesa del pobre, del que tiene hambre”. Francisco.

Los basurales y contenedores de basura deben dejar de ser la fuente principal de alimentación para algunos niños, mujeres y hombres.

Tomemos conciencia…todos juntos debemos solucionar esto.

Fuentes:

http://informadorpublico.com/2014/10/27/comida-que-se-tira-en-demasia/

http://www.lanacion.com.ar/1578358-salvar-la-comida-que-se-tira

Decálogo + 1 para no desperdiciar alimentos en tu casa:

1.PLANIFICA EL MENÚ

Planea las comidas de toda la semana teniendo en cuenta, por una parte, el número de miembros de la familia y, por otra, las comidas que se hacen en el hogar. Con todo ello, haz una lista detallada de los productos que vas a necesitar.

2.REVISA TU DESPENSA Y PLANEA LA COMPRA

Es importante verificar qué es lo que ya tenemos en nuestra despensa y en nuestro frigorífico para evitar comprar aquello que ya tengamos

3.TEN EN CUENTA TU PRESUPUESTO

Ten en cuenta tu presupuesto. Adquiere productos a granel o bien ya envasados y valora las marcas de distribuidor y la relación calidad/precio de los productos

4.COMPRUEBA LAS ETIQUETAS DE LOS PRODUCTOS

El etiquetado nunca debe inducir a error al consumidor, especialmente sobre las características del producto, su naturaleza, calidad, duración, origen… Además, no debe atribuir al producto cualidades o efectos que no posee.

5.ALMACENA Y CONSERVA LA COMIDA ADECUADAMENTE

A la hora de guardar los alimentos que hayamos comprado, además de hacerlo en función de las condiciones de conservación que nos indiquen en el etiquetado, debemos colocarlos de forma que queden los recién comprados más al fondo y los que ya se tenían delante, para consumirlos en ese orden.

6.UTILIZA LA COMIDA POR ORDEN DE ANTIGÜEDAD

Utiliza la comida por orden de antigüedad. Recuerda que ‘lo primero que entró es lo primero que debe salir’.

7.SIRVE PEQUEÑAS CANTIDADES DE COMIDA

Sirve pequeñas cantidades de comida. Es mejor repetir plato que servir de más y que las sobras se tengan que tirar a la basura.

8.GUARDA LA COMIDA SOBRANTE

Guarda la comida sobrante en tarteras y recipientes adecuados para poder consumirla más adelante en perfectas condiciones o reutilizarla para cocinar nuevos platos.

9.CONGELA

Debemos esperar a que el alimento se enfríe completamente antes de meterlo en el congelador, ya que un cambio brusco en su temperatura puede alterar sus propiedades.

10.APROVECHA

En lugar de tirar a la basura esos restos de comida, podemos utilizarlos para la comida del día siguiente, para la cena
de ese día o bien podemos congelarlos para otra ocasión.

11.SÉ OBSERVADOR Y SOLIDARIO

SI TE SOBRA COMIDA TAMBIÉN PODES DARLA A QUIEN LO NECESITA CERCA TUYO, QUIZÁS A ALGÚN VECINO LE HACE FALTA.

aquí tu comentario, gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s